7 de octubre de 2008

polémica sobre: CREAR.


Este verbo tan peculiar y a la par tan común, nos ha llevado a la clase de 2ªde bach, a plantearnos su definición y su uso.
Si crear según la RAE, significa dar realidad a una cosa material a partir de la nada, ¿Por qué decimos que alguien es creativo o que un músico crea una obra?. Según esta definición tendríamos que reducir su uso a uno único, el del Creador. Pero,¿ la creatividad se opone a la lógica de la razón?Si partimos de la idea que la materia ni se crea ni se destruye,y con lo cual se transforma,la respuesta sería claramente afirmativa. Nosotros, utilizamos continuamente este verbo, pero su significado es diferente al anteriormente nombrado: producir determinada cosa a partir de su capacidad artística, imaginativa o intelectual. Pero,entonces,¿No deberíamos estar hablando del término innovar o reinventar?La polémica continúa y su significado sigue siendo junto con su utilización una auténtica incógnita.

1 comentario:

Arantxa .. dijo...

¡Hola!
Has iniciado una polémica bastante interesante ya que es cierto que el verbo crear, hoy día, está mal empleado. A estas alturas está practicamente todo creado y para avanzar sólo podemos partir de lo ya existente por lo que en vez de crear estaríamos ante una innovación o una evolución. Ni siquiera el día que hagan una vacuna o tratamiento contra el cancer, por poner un ejemplo, estaremos creando, ya que para llegar a ese punto primero hemos inventado otras vacunas.
Pero ahora bien, si el verbo crear lo dejamos para El creador o las creencias particulares y nos ponemos de acuerdo en que se hace,tanto en el término como en sus variantes, un uso abusivo, imaginar también estaría, en cierto modo, mal empleado ya que la definición(según el diccionario de María Moliner) imaginar es representarse en la mente la imagen de algo que no existe. Al imaginar creamos y ya no podríamos hablar de imaginación ni de personas imaginativas porque estaríamos hablando de creación y creatividad.

Crear e imaginar...¿realmente utilizamos bien estas dos palabras?
Estoy segura de que si un ser humano desde su nacimiento no tiene contacto con el exterior,sin ni siquiera aprender a hablar guiándose únicamente por el instinto animal que tenemos, su imaginación sería limitada o nula. Por lo que no podría recrear absolutamente nada ya que para recrear, y por lo tanto imaginar, tenemos que partir de una experiencia pasada.
Pero ¿y si la imaginación es innata...?


Abro más la polémica.
¡Un abrazo muy fuerte!