28 de enero de 2010

EL ORIGEN DEL UNIVERSO. LA SOBERANÍA DE ZEUS (PARTE 2)

>Con todo, Cronos que al igual que su padre copula incesantemente con Rea (su madre y tendrá hijos como Hestia, Deméter, Hera, Hades, Poseidón y Zeus; se ha convertido en el soberano del Universo tras su satisfactoria gesta contra su padre pero está receloso. Teme, que su poder pueda peligrar a causa de sus hijos, igual que pasó con su padre por él. Así que para no correr este riesgo toma la decisión de comerse a sus hijos nada más nacer. Y Así los hace con los cinco primeros que hemos citado anteriormente. Pero a su madre, evidentemente le desagrada y nuevamente, utilizando su astucia urge un plan para evitar que su sexto hijo corra la misma suerte. Así que cuando su último retoño, Zeus, va a nacer, Rea se desplaza a Creta donde dará a luz clandestinamente, sin que Cronos se entere, e incluso al nacer el futuro soberano, la madre tapa sus llantos mediante distintos procedimientos para mantener a su padre en su ignorancia. Pero Cronos sí que era consciente del embarazo de Rea, quien debía presentar a sus hijos en sus nacimientos para que se los comiera el padre, así que Rea envuelve en pañales una piedra y se la da Cronos, que sin advertir la menor cosa, se la traga sin titubear. Ahora el cometido del astuto Zeus es liberar a sus hermanos de la panza de su padre, así que proporciona a su madre un vomitivo para que ella se lo ofrezca a su padre sin advertírselo, por supuesto. Y Rea así lo hace, así que todos los hermanos de Zeus, los Crónidas, salen del vientre de su padre, detrás de la piedra y en el sentido inverso a su edad.Así se separaron los dos bandos que lucharían por la hegemonía del universo en la denominada Guerra de los Dioses o Titanomaquia. Por una parte Cronos y el resto de Titanes y por otro, Zeus y sus hermanos y Aliados. Estaba batalla que duró “diez grandes años” se decidió, en un primer lugar gracias a la astucia o “métis” que proporcionó Prometeo, pasado de bando a Zeus. Ésto le permitió observar a Zeus que necesitaba además de lo que ya poseía, agenciarse en su bando figuras que representasen la fuerza bruta y el belicismo, igual que lo hacían los Titanes en sí mismos. Y qué mejor manera de realizar ésto que poniendo de su parte a los hermanos de los titanes relegados al tártaro por el soberano Cronos, los Cíclopes y los Hecatonquiros. Para ganar el favor de éstos, además de liberarlos, evidentemente, Zeus les ofreció la inmortalidad mediante los alimentos del néctar y la ambrosía, alimentos que aseguran esta inmortalidad que los hermanos de los titanes tanto ansiaban. Así que Zeus así los hizo, y con el favor de éstos y utilizando tanto directamente su fuerza bruta como los elementos y objetos que éstos le proporcionaban como el rayo o la fulminante mirada, la guerra se decantó del bando de Zeus, del bando de los Crónidas, así que Zeus se convirtió en el nuevo soberano del universo destronando a su padre.La nueva jerarquía del universo estaba dispuesta, un nuevo soberano que fue elegido por sus hermanos y que a diferencia de su antecesor gobernó de una manera justa, con un universo ordenado, organizado, jerarquizado, y en consecuencia, estable, otorgando tras la guerra a cada dios unas potestades consensuadas por todos, y como hemos dicho, sobre todo, de manera justa y equitativa. Pero nuevamente Zeus, y esta vez sí, igual que sus antecesores, temía ser relegado de su cargo por uno de sus hijos si seguía esta lucha de sucesión por el poder real. Así que Zeus necesitaba encarnar la soberanía como tal, un poder estable, permanente y definitivo. Para ello necesitaba la “métis” de que hemos hablado anteriormente, la astucia que le permitiera ver todo lo que va a ocurrir para no verse nunca sorprendido. Métis era precisamente su primera mujer y encarnaba todas estas virtudes así que Zeus trama, una estratagema para adoptarlas él también. Métis tenía el poder de metamorfosearse en aquello que deseara, así que Zeus, interrogándola, le pregunta si es capaz de convertirse en una gota de agua, y métis, afirmándolo, así lo hace. Al momento Zeus se bebe esta gota y asunto resuelto, Zeus ya encarnaba todas las virtudes de astucia que ostentaba su esposa, ya no podría verse sorprendido.