24 de octubre de 2008

La isla de Calipso.


Calipso (Καλυπσώ) era una ninfa, según unos, hija de Atlante y Pléyone, según otros, era hija del Dios Sol y Perseis.

Vivía en la isla Ogigia, situada en el Mediterráneo occidental, donde habitaba una profunda gruta con varias salas que dan a jardines naturales, un bosque sagrado con grandes árboles y manantiales fluyendo por el césped. Suele pasar el tiempo tejiendo con sus criadas, también ninfas, mientras canta. Calipso, la que ocultaba, según Homero, acogió a Ulises (Οδυσσεύς) , que se hallaba a la deriva tras naufragar su barco.

La odisea narra cómo lo amó y lo retuvo a ella durante siete o diez años (dependiendo que las fuentes que se consulten) e intentó que se olvidara de su vida anterior ofreciéndole en vano inmortalidad y juventud eterna. Pero Ulises sentía el afán de volver a Ítaca y no se dejó seducir por la bella ninfa.

Viendo la situación Atenea intervino pidiéndole a Zeus que enviara a Hermes para que le ordenara a Calipso liberar a Ulises, ella cumplió la orden muy a su pesar.

Le dio madera para construirse una armadía provisiones para el viaje y finalmente le dijo que astros debería seguir durante la navegación.


Bibliografía:
· La odisea, de Homero.
· Diccionario de mitología griega y romana, Pierre Grimal.
· Wikipedia.

Fotografía:
· Retrato de Calipso semi desnuda seduciendo a Ulises.